Organizaciones que agrupan a alrededor del 60% de trabajadores del país hacen llamado a “Una Pausa por el Trabajo”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Más de treinta organizaciones vinculadas al trabajo en los sectores del comercio, transporte, industria, agricultura, servicios, fundaciones y entidades representativas de la sociedad civil, se reunieron para hacer un llamado a una pausa, "frente a las dramáticas circunstancias por las que atraviesa nuestro país.

Organizaciones vinculadas al trabajo en los sectores del comercio, transporte, industria, agricultura, servicios, fundaciones y entidades representativas de la sociedad civil, que agrupan a alrededor del 60% de los trabajadores del país, se reunieron para hacer un llamado a una pausa, “frente a las dramáticas circunstancias por las que atraviesa nuestro país”.

“Una pausa que nos permita un tiempo de conversación y acercamiento entre personas que pensamos en forma diferente, porque tenemos la convicción que, por distintos que sean nuestros puntos de vista, todos perseguimos convivir mejor en el país que amamos”, plantea el documento.

Para los convocantes que “el mundo del trabajo, es el mundo de la familia. Detrás de cada emprendimiento hay un promedio de 6 familias que necesitan seguir adelante”. Para quienes suscriben este documento “esta pausa, o tregua, nos dará el tiempo de entregar mejores pensiones a los ancianos, aumentar el ingreso mínimo de los trabajadores, acceder a medicamentos y atenciones de salud en mejores condiciones para nuestros enfermos. Solo después de cumplidos estos pasos iniciales sabremos, primero, si se ha cumplido lo comprometido por nuestras autoridades y, segundo, si las medidas tomadas han sido efectivas, o si es necesario corregir algunas o adoptar otras nuevas”.

Para materializar esta pausa, los convocantes hacen un llamado de 5 puntos:

  1. No más convocatorias a marchas ya que, por pacífica que sea la intención de los participantes, hemos sido testigos de las graves consecuencias, resultando en personas heridas y abusadas.
  2. Colaborar a la recuperación de la infraestructura dañada.
  3. Participar de un voluntariado para la recuperación de los espacios públicos, áreas verdes y organizaciones sociales.
  4. Organizar eventos de apoyo a fundaciones y pequeños comercios dañados (ferias en lugares públicos, conciertos, sorteos) de forma de ayudarlos a salir adelante.
  5. Aprovechar las celebraciones de fin de año, como la Navidad, para incentivar acciones de buena voluntad en las familias, vecinos y trabajadores, de manera que se encuentren y dialoguen en sus casas y empresas. Para tomar conciencia que, más allá de la fe religiosa de cada

uno, existen valores comunes que pueden unirnos en estos tiempos difíciles.

Peter Hill, presidente de la CCS: “El tema principal hoy es uno solo: hay que terminar con la violencia y los saqueos de una vez por todas. La gran mayoría de este país lo único que quiere es paz, tranquilidad, poder trabajar y salir adelante.

“Hay que hacer todo lo posible por volver a abrir los miles de negocios saqueados porque son miles de familias que han perdido su fuente de trabajo. Necesitamos tranquilidad, una pausa para que trabajemos todos, el Estado, los particulares, los empresarios, todos los chilenos”.

Rafael Cumsille, presidente de la Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile, afirmó: “la gran mayoría de organizaciones de pymes están presentes, porque la inmensa mayoría silenciosa lo único que quiere es la paz para poder trabajar y desarrollar a nuestro país. Cámaras de las 345 comunas del país nos han llamado para adherirse, estamos seguros que el país quiere paz, por eso nos hemos reunido aquí”.

Germán Dastre, presidente de Conapyme: “Decirles a los chilenos que hoy necesitamos la participación de todo el mundo, coincidimos con que hay muchas injusticia en Chile, pero queremos ser parte de la solución y no del problema. Somos un millón de empresas, muchas han sido saqueadas y los negocios se han pulverizado, son casos dramáticos. Este es un llamado patriótico, es nuestra patria que tenemos que cuidar, no podemos seguir haciéndola tira. A nombre de la gente de esfuerzo estamos haciendo este llamado de corazón, la patria es de todos y tenemos que levantarla para hacer una patria más justa, mañana”.

Sergio Pérez, presidente de la Confederación Nacional de Transporte de Carga de Chile: “Los buses y camiones hemos asegurado normalidad a la nación y traemos un mensaje “paz, justicia y equidad”, especialmente en estos días debemos unirnos como hermanos que somos y quisimos estar aquí presente para decirles que seguiremos trabajando por la nación”.

Marcos Cartes, presidente de Fenabus: “Es el momento en que nos unamos y hablemos por la paz del país, el transporte de pasajeros y carga ha hecho un esfuerzo, nos han quemado buses y camiones y hemos seguido nuestro trabajo, hemos puesto buses al Transantiago, a pesar de las amenazas y seguiremos haciendo patria, queremos la paz y la justicia social y que pensemos en nuestro país”.

Alfonso Escribano, secretario general, Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile: “no podemos menos que adherir a esta cruzada para levantar a las pymes que son doble víctimas, hay un sistema económico que tiene que responder por el descontento que se generó en la población de la sociedad

organizada, eso está bien, lo que no está bien son los efectos colaterales. Estamos frente a una iglesia (Veracruz) de 1855, testimonio de lo que ha ocurrido, no se han respetado iglesias, comisarías, hospitales, no se ha respetado absolutamente nada, como pretexto de levantar una causa muy justa de toda la ciudadanía. Por eso no podemos menos que adherir y comprometer nuestro empeño en volver a trabajar para levantar Chile. No es la manera de protestar, la forma de hacerlo es trabajando, poniéndose la carga al hombro y saliendo adelante. Destruir un país no tiene ninguna justificación y debe concitar el repudio mayoritario de toda la población, cosa que no se ha visto. Se dice que las policías están sobrepasadas, tenemos 60 mil carabineros en el país y ha marchado un millón y medio de personas. No le echemos la culpa al orden que ha sido subvertido, echémosle la culpa a la forma de protestar, debe haber una condena social generalizada, no podemos permitir que nos destruyan un país”.

ORGANIZACIONES PARTICIPANTES

Asociación de Agricultores de Llanquihue
Asociación Gremial de Agricultores de Ñuble
Asociación Gremial de Productores de Leche de la Araucanía
Asociación de Libros y Anticuarios del Barrio Lastarria
Cámara de Comercio de Independencia
Cámara de Comercio de Buin
Cámara de Comercio de Cerrillos
Cámara de Comercio de la Reina
Cámara de Comercio de Maipú
Cámara de Comercio de Melipilla
Cámara de Comercio de Ñuñoa
Cámara de Comercio de Patronato
Cámara de Comercio de Persa Biobío
Cámara de Comercio del Pueblito Los Dominicos
Cámara de Comercio de San Bernardo
Camara de Comercio de Santiago (CCS)
Colegios Particulares de Chile (CONACEP)
Comercio de la Calle Franklin
Comercio de la Calle Victoria
Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile (
Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile
Confederación Nacional de Industriales Pymes de Chile
Confederación Nacional de la Micro Pequeña y Mediana Empresa (CONAPYME) Confederación Nacional de Taxistas de Chile
Confederación Nacional del Transporte Escolar
Confederación Nacional del Transporte de Carga de Chile (CNTC)
Consorcio Agrícola del Sur

CONFEDECH)

(CNDC)

El Pequeño Cottolengo
Federación de la Industria Panadera de Chile (FECHIPAN) Federación Nacional de Buses de Chile (FENABUS) Mujeres Unidas por la Paz
Sociedad Agrícola de Biobío
Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno
Sociedad Agrícola y Ganadera de Valdivia
Sociedad Anónima Acciones de Todos
Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco